Beneficios de Usar Aceites Naturales para el Cuidado de la Piel


Cuando se trata de nutrir y proteger la piel, es indispensable usar productos que le aporten beneficios y la mantengan hidratada.

Por eso, aprender a cuidarla requiere de un tratamiento cosmético adecuado, en el que sus componentes sean de origen natural.

De esta manera, se presentan los aceites esenciales y vegetales como los mejores productos de cuidado personal por su alta cantidad de nutrientes, que alimentan la piel y aportan el equilibrio perfecto de vitaminas y antioxidantes para una óptima protección.

Así, los aceites naturales tienen propiedades dermatológicas que hidratan y resisten su envejecimiento prematuro.

aceites naturales para la piel
aceites naturales para la piel

Es mejor un aceite natural que uno mineral

En la cosmética, usar productos naturales está en auge, no solo por ser una tendencia que día a día sigue un estilo econatural, sino por los efectos de bienestar que proporcionan a la piel, cabello, uñas y en general a la salud. Los más usados son los aceites, que se dividen en función de sus componentes principales. De esta manera, se encuentran los aceites esenciales naturales, los vegetales y los minerales.

Estos últimos resultan ser los menos recomendados por su origen sintético, aunque sean los más habituales por su bajo precio en el mercado. El uso de aceites naturales cuenta con grandes ventajas que proporcionan bienestar como indicador de belleza y de un estilo de vida saludable.

A continuación se muestran las diferencias de utilizar aceites de origen natural y los de origen mineral.

  • Aceites vegetales naturales: se constituyen principalmente de ácidos grasos sustraídos de las plantas y de sus flores, hojas, semillas, tronco, entre otras partes. Como principal característica, estos aceites no se evaporan, se absorben perfectamente en la piel y refuerzan su tejido. De igual forma, crean un equilibrio en la composición de la piel, minimizan irritaciones en ella y no producen reacciones agresivas.
  • Aceites esenciales naturales: igualmente se componen de ácidos grasos, son triglicéridos provenientes de las plantas. Son volátiles, es decir se evaporan rápidamente y resultan ideales para la difusión en el ambiente. Tienen efectos relajantes y estimulan el cerebro con técnicas de aromaterapia, con las que se consigue eliminar el malestar, el estrés y la tensión. Destacan por crear un equilibrio entre el cuerpo y el espíritu como cualidad para ser considerados en tratamiento médicos.
  • Aceites minerales sintéticos: son derivados del petróleo, constituidos por hidrocarburos ligeros que son procesados para el uso cosmético y farmacéutico. Mantienen la hidratación superficial de la piel solo por generar una capa que retiene el agua, sin embargo no penetran ni producen una regeneración profunda y no logran nutrirla adecuadamente.

Este tipo de aceites no es recomendado para uso comedogénico, sin embargo, tratado como parafina líquida es usado en productos dermatológicos aunque no aporten beneficios y bloqueen los poros, lo que causa un daño en los mecanismos que naturalmente hidratan la piel.

Y aquellos reconocidos por sus propiedades antioxidantes

Por mucho tiempo, se han usado los aceites naturales como relajantes. Aunque no tienen conservantes ni perfumes artificiales, contienen aromas propios de la planta de la cual se extraen y que los hacen óptimos para usar en técnicas de aromaterapias y en masajes terapéuticos.

Sin embargo, también se ha comprobado que los aceites esenciales y vegetales tiene propiedades antioxidantes que ayudan a regenerar la piel y mantenerla saludable, otro beneficio más por la cual preferirlos por encima de los sintéticos.

De hecho, son una alternativa excelente para todo tipo de pieles, sensibles, mixtas o grasas y que producen efectos más eficaces que los que generan los cosméticos industriales. A continuación los mejores aceites naturales para el cuidado de la piel.

  • Aceite de coco: tiene componentes naturales que suavizan la piel y mantienen el cabello saludable.
  • Aceite de argán: considerado como el mejor antioxidante que se puede aplicar en la piel, previene el envejecimiento y regenera los tejidos.
  • Aceite de lavanda: es un perfecto regenerador de las células de la piel, antiséptico y ayuda a disminuir defectos como cicatrices.
  • Aceite de jojoba: es recomendado para las pieles grasas, con la aplicación de este aceite se reduce el brillo en la piel y el acné.
  • Aceite del árbol de té: con una mayor cantidad de propiedades, es un gran antioxidante, expectorante, ayuda a cicatrizar rápidamente y es desodorante.
Beneficios de Usar Aceites Naturales para el Cuidado de la Piel
5 (100%) 1 vote[s]

Artículos Relacionados