¿Cómo Evitar los Ataques de Pánico Mientras Duermo?


También conocidos como ataques de pánico nocturnos, suelen provocar diversos síntomas y signos que despiertan de un sobresalto a quien lo está padeciendo. Además, quedan con una sensación que algo malo sucederá.

El ataque de pánico en sí, dura apenas unos minutos, sin embargo, es muy posible que deje a la persona alterada y con pocas ganas de volver a conciliar el sueño.

Aunque con total certeza no se sabe porque suceden, se tiene idea que pueda ser una respuesta a demasiado estrés, cuestiones genéticas e incluso algunos cambios que se producen a nivel del cerebro.

¿Qué es un Ataque de Pánico?

Ataques de Pánico Mientras Duermo
Ataques de Pánico Mientras Duermo

Según los especialistas se trata de una crisis de ansiedad en donde la persona puede padecer un temor intenso que llega de forma súbita, y que puede tener una duración distinta en cada persona.

Un ataque de pánico se puede presentar en cualquier momento del día, en cualquier circunstancia, siempre sin avisar. En general estas personas, no tienen una idea clara de lo que sucede, sólo sienten un miedo intenso y difícil de controlar, de hecho, en ocasiones es incontrolable.

Aunque los ataques de pánico no suelen durar mucho tiempo, las personas que los padecen sienten que duran una eternidad y esto se le debe a la intensidad con la que se presentan, es tal la intensidad que piensan incluso que se encuentran en peligro de muerte.

Causas del Ataque de Pánico

No existe una causa única para los ataques de pánico, de hecho, se dice que tres de cada cien personas sufren ataque de pánico en algún momento de la vida. Hasta el día de hoy, se cree que se trata de una conjugación entre:

  • Genética
  • Predisposición biológica
  • Sistema autónomo de creencias

Además, por supuesto, en la gran mayoría de los casos, hay un factor desencadenante, es decir, algún evento estresante que los haga sentir en riesgo.

Se sabe también, que estas situaciones son mucho más frecuentes en las mujeres que en los hombres y suele dar inicio a la edad de 25 años y los 35 años, no obstante, los niños pueden ser susceptibles a estos problemas también.

También se sabe, que cuando el ataque de pánico se presenta por primera vez, puede ser de manera repentina y sin aviso previo, más cuando es recurrente, suele haber una causa que lo desencadene.

Por supuesto, hay factores de riesgo que causan que un ataque de pánico se presente en una persona, por ejemplo:

  1. Cuando se sabe de antecedentes familiares del mismo trastorno
  2. Cuando hay demasiado estrés a causa de una muerte o enfermedad grave
  3. Sucesos traumáticos (violaciones, accidentes graves)
  4. Cambios de vida importantes y frustrantes (nacimiento de un bebé, un divorcio)
  5. Sufrir maltrato en la niñez (abuso sexual o maltrato físico)
  6. Consumo de drogas, cafeína, etc.

Es importante que las personas que sufren ataques de pánico, sean atendidas rápidamente pues las complicaciones pueden afectar prácticamente todas las áreas de su vida.

Estas personas, sienten miedo de que un nuevo ataque de pánico se presente por lo que su calidad de vida se ve mermada.

Síntomas de Ataque de Pánico Nocturno

Se presentan mientras la persona duerme o está a punto, en realidad en cualquier momento de la noche, por eso son nocturnos, y llegan de forma súbita, sin dar advertencia alguna.

Aunque los ataques de pánico tienen diversas variantes, es posible que alcancen su punto máximo en solo minutos y cuando desaparece, la persona se queda con mucha fatiga.

Los síntomas que presentan las personas que sufren de ataques de pánico son:

  1. Un sentimiento de peligro inminente
  2. Temor a perder el control
  3. Miedo a la muerte
  4. Sudoración profusa
  5. Temblores
  6. Opresión a nivel del pecho y garganta
  7. Boca seca
  8. Escalofríos
  9. Dolor en el pecho
  10. Cefaleas
  11. Mareos
  12. Desvanecimiento
  13. Adormecimiento de las extremidades o de todo el cuerpo
  14. Se desconectan de la realidad
  15. Taquicardia
  16. Contracción muscular

Por supuesto, existe un temor real ante la idea de querer dormir, lo que hace que la ansiedad aumente considerablemente.

¿Cómo Evitar los Ataque de Pánico Nocturnos?

El paciente deberá poner mucho de su parte si desea que los ataques de pánico no sean una constante en su vida, y para ello necesita estar consciente primero de lo que tiene, luego tomar acciones que le ayuden a evitar los ataques.

Algunas de las formas en las que se pueden evitar los ataques de pánico son las siguientes:

Acudir a terapia psicológica

Si los ataques de pánico se presentan con regularidad y te sientes ansioso la mayor parte del tiempo, se debe tomar terapia psicológica, para que el médico ayude a través de la terapia a relajar la mente y aprenda a controlar la ansiedad más rápidamente.

Respiración

Normalmente se presenta una hiperventilación cuando el ataque de pánico se hace presente, así que, se debe tratar de controlar la respiración tanto como se pueda.

Para esto, tener una buena técnica de respiración es vital de la siguiente manera:

  • Respira lentamente
  • En caso de que traigas prendas de vestir ajustadas, tienes que desajustar (corbatas, cintos, etc)
  • Cuando introduzcas el aire (inspiración), haz que se llene el abdomen sin que sientas esfuerzo
  • Suelta el aire de la misma forma, lentamente, pero está vez por la boca.

Este ejercicio de respiración debe hacerse por espacio de cinco minutos. Hacer esta técnica de respiración diariamente puede hacer que se reduzca el riesgo de padecer otro nuevo ataque de pánico.

No consumir cafeína

Estas personas deben evitar el consumo de cafeína en lo posible, así que, evita el café especialmente en la mañana, pero si es posible todo el día y todos los días.

El café en muchas personas suele ser un desencadenante de la ansiedad, es por esta razón que se considera que no es buena idea el consumo de cafeína en personas que han padecido de ataques de pánico.

Escucha Música

Si empiezas a sentir que la ansiedad te rebasa, se recomienda escuchar música, una música suave y relajante, o una música de la que tengas consciencia puede ser de ayuda para relajarte y sacarte de esos pensamientos de ansiedad.

Así que, en este sentido, es importante que cargues una memoria o una lista de música en tu celular que puedas usar en cualquier momento a cualquier hora del día.

Ejercicio

Está comprobado que el hacer ejercicio puede reducir y evitar que los ataques de pánico se reproduzcan, esto se debe básicamente a que se elimina todo el estrés que se mantiene en el cuerpo, toda la energía negativa que acumulamos durante el día, es posible eliminarla gracias al ejercicio y renovarla por energía positiva.

Artículos Relacionados