Cómo Afecta la Enfermedad de Alzheimer a las Personas


Atender a un persona diagnosticada de una enfermedad neurodegenerativa puede suponer un reto muy difícil de asumir.

Conseguir dar los cuidados que el paciente merece sólo es posible si se está en conocimiento de los efectos, y evolución, que la dolencia ejerce en el afectado, y en el impacto que ésta puede ocasionar a terceros.

Enfermedad de Alzheimer

Las enfermedades neurodegenerativas requieren de muchos cuidados y de mucha atención por parte de los cuidadores. El Alzheimer es la más conocida de todas. Pero, ¿qué sabemos de esta dolencia?, ¿cómo afecta a quien la padece y a las personas que conviven con ella?

El efecto que el Alzheimer genera, en las personas que lo padecen, tiene como resultado final la anulación de cualquier capacidad humana, llegando incluso a la muerte. En la actualidad, la mejor manera de hacer frente a esta triste dolencia es reforzándose sicológica y emocionalmente.

Y es que las personas que sufren este diagnóstico pierden el control y la consciencia de lo que sucede  a su alrededor, mientras que los cuidadores adquieren un papel protagonista. Estos últimos son los que tienen que hacerse fuertes para evitar ser superados por una enfermedad ajena.

La pérdida de memoria

Uno de los efectos más conocidos de esta enfermedad es el deterioro cognitivo, y es que las personas que sufren de Alzheimer pierden progresivamente la memoria y las funciones motoras.

En los inicios, la memoria más reciente es la principal en ser olvidada. El cerebro tiene destinadas diferentes áreas para retener, y almacenar, distintos tipos de información. El hipocampo es la sección que procura guardar los sucesos ocurridos más cercanos en el tiempo.

Pues es precisamente esta memoria la primera en ser afectada por la enfermedad. De ahí que los primeros síntomas del Alzheimer sean la pérdida de recuerdos recientes.

Con el paso del tiempo, olvidar acontecimientos se vuelve cada vez más frecuente en quienes padecen de Alzheimer. Finalmente, incluso, llegan hasta a perder los recuerdos más intensos almacenados en la memoria a largo plazo, los conocidos como episódicos. Por eso puede que, tristemente, el paciente no llegue a reconocer a seres queridos como hijos, o cónyuge.

La pérdida de capacidades motoras

La enfermedad de alzheimer afecta también a las actividades cotidianas. Al igual que en el caso de la memoria, sucede lo mismo con las capacidades motoras.

Las denominadas actividades avanzadas, las que exigen concentración y destreza para realizarlas, comienzan a resultar complicadas para quienes están en la fase inicial de la enfermedad. En este caso, la pérdida cognitiva afecta directamente a la forma que uno tiene para desenvolverse ante diferentes situaciones. Quedando anulada la capacidad para desarrollar cualquier tipo de actividad instrumental.

Es en estos momentos cuando la dolencia comienza a generar, en el paciente, una mayor dependencia de terceras personas. Poco a poco, el Alzheimer elimina casi por completo cualquier capacidad motora, evitando de esta manera que uno puede realizar funciones básicas como vestirse, desplazarse, cuidar de la higiene personal y de las necesidades fisiológicas propias.

Algunos llaman a este proceso la deshumanización. No deja opción alguna a que una persona dependa por sí misma para realizar siquiera una actividad sencilla.

Prepararse psicológica y emocionalmente

Ver como un ser querido se consume lentamente, llegando a quedar anulado por completo, tiene un impacto muy fuerte en quienes conviven con la persona o en quienes se responsabilizan de ella. Fortalecerse sicológica y emocionalmente para este proceso degenerativo es un requisito fundamental.

Atender con el mayor respeto, e intentar ofrecer la mejor calidad de cuidados, a una persona diagnosticada de Alzheimer, es el mejor de los esfuerzos que se pueden hacer a favor de ellos. Para ello es fundamental evitar caer en sentimientos de culpabilidad y soledad.

Nadie debe pensar que tiene la culpa de la situación o que pudiera haber hecho algo más por evitar el avance de la enfermedad. De ahí que sea tan importante buscar la colaboración, apoyo y comprensión del mayor número de personas posible. La soledad consume, pero compartir los problemas fortalece.

Informarse bien acerca de las consecuencias de las enfermedades neurodegenerativas es una asignatura pendiente para todo aquel que tenga que sufrir de cerca los efectos de estas dolencias en terceras personas. Fortalecerse psicológica y emocionalmente es la manera de superar este trance.

Cómo Afecta la Enfermedad de Alzheimer a las Personas
5 (100%) 1 vote[s]

Artículos Relacionados