Todo Sobre la Incontinencia Intestinal ( Síntomas, Causas y Tratamiento)

Una persona con incontinencia intestinal o fecal no puede controlar sus movimientos intestinales. Las heces, se escapan del recto, debido a alguna condición subyacente.

La incontinencia intestinal puede variar en severidad desde pasar una pequeña cantidad de heces cuando se rompe el viento hasta la pérdida total del control intestinal. No es potencialmente mortal ni peligroso, pero puede afectar la calidad de vida, la salud emocional, mental y la autoestima de la persona.

La incontinencia fecal es una afección común que afecta a alrededor de 18 millones de personas, o 1 de cada 12 adultos, en los Estados Unidos.

Es ligeramente más común entre las mujeres, posiblemente como una complicación del embarazo.

¿Tienes Intestino Irritable? Haz Click Aquí y Mira La Mejor Manera de Curarte Naturalmente!

Muchas personas no informan la incontinencia intestinal debido a la vergüenza y la creencia errónea de que no se puede tratar. Muchos creen que es una parte inevitable del proceso de envejecimiento.

En algunos casos, la incontinencia intestinal se resuelve por sí sola, pero generalmente requiere tratamiento.

Tratamiento de la Incontinencia Intestinal

Incontinencia Intestinal
Incontinencia Intestinal

Los tratamientos para la incontinencia intestinal tienen como objetivo ayudar a restaurar el control intestinal o reducir su gravedad.

Las opciones incluyen medicamentos, cambios en la dieta, entrenamiento intestinal, terapia de impactación de heces. Si esto no funciona, se puede recomendar una cirugía.

Si se detecta una condición subyacente, esto necesitará un tratamiento adecuado.

Medicamentos

Éstas incluyen:

  • medicamentos antidiarreicos, como loperamida o Imodium
  • los laxantes, como la leche de magnesia, pueden usarse a corto plazo, si el problema se debe al estreñimiento crónico
  • medicamentos que disminuyen la motilidad intestinal o disminuyen el contenido de agua en las heces

Cambios dietéticos

Un cambio de dieta a veces puede aliviar la incontinencia intestinal. Un diario de alimentos puede ayudar a controlar el impacto de diferentes alimentos.

Beber más líquido y comer más alimentos ricos en fibra puede ayudar a reducir la incontinencia intestinal debido al estreñimiento. Los alimentos ricos en fibra que agregan volumen a las heces también pueden ayudar a las personas con diarrea crónica .

Entrenamiento intestinal

Los pacientes con un control del esfínter débil o bajo conocimiento de la urgencia de defecar pueden encontrar eficaz un programa de entrenamiento intestinal.

Esto puede implicar:

  • ejercicios para ayudar a restaurar la fuerza de los músculos vitales para el control intestinal
  • aprender a usar el baño a ciertas horas del día, como después de una comida

El entrenamiento muscular del piso pélvico o los ejercicios de Kegel pueden ayudar a fortalecer los músculos que se han debilitado o estirado durante el trabajo de parto. Se aconseja a las mujeres que realicen los ejercicios varias veces al día durante el embarazo y durante aproximadamente 2 meses después del parto.

Biofeedback

Este es otro tipo de entrenamiento intestinal.

Una sonda sensible a la presión se inserta en el ano. Cada vez que los músculos del esfínter anal se contraen alrededor de la sonda, el dispositivo la detecta. Esto puede darle al paciente una idea de los patrones de su actividad muscular.

Al practicar contracciones musculares y ver su fuerza y ​​respuesta en una pantalla, el paciente puede aprender a fortalecer esos músculos.

Haz Click Aquí para Leer:  ¿Que es la Criptosporidiosis? Causas, Síntomas, Diagnóstico y Tratamiento

Otra intervención

El tratamiento de impactación de heces puede ser necesario para eliminar las heces impactadas, si otro tratamiento no es efectivo. El cirujano usa dos dedos enguantados para romper la materia fecal en pedazos pequeños, lo que facilita la expulsión.

Si el problema es causado por la impactación fecal y otros tratamientos son ineficaces, un enema puede ayudar. Se coloca un pequeño tubo en el ano y se inserta una solución especial para lavar el recto.

En la estimulación del nervio sacro, se insertan de cuatro a seis agujas pequeñas en los músculos del intestino delgado. Los músculos son estimulados por un generador de pulsos externo que emite pulsos eléctricos.

Los pacientes que responden bien a este tratamiento pueden tener un generador de pulsos permanente, similar a un marcapasos, implantado debajo de la piel de las nalgas. El nervio sacro va desde la médula espinal hasta los músculos de la pelvis y está involucrado en la continencia intestinal y urinaria.

Cirugía

La cirugía normalmente solo se usa si otros tratamientos no han funcionado o para tratar una afección subyacente.

La esfinteroplastia es una cirugía para reparar un esfínter anal dañado o debilitado. El cirujano extirpa el músculo dañado, superpone los bordes del músculo y los vuelve a coser. Esto proporciona un apoyo adicional a los músculos y tensa el esfínter.

La graciloplastia estimulada, o trasplante de músculo gracilis, usa una pequeña cantidad de músculo del muslo del paciente para crear un esfínter artificial. Los electrodos conectados a un generador de impulsos se insertan en el esfínter artificial, y los impulsos cambian gradualmente la forma en que trabajan los músculos.

El reemplazo del esfínter usa un manguito inflable para reemplazar el esfínter anal dañado. El manguito se implanta alrededor del canal anal. Cuando está inflado, el manguito mantiene el esfínter anal firmemente cerrado hasta que la persona esté lista para defecar. Una pequeña bomba externa desinfla el dispositivo, permitiendo que se libere la materia fecal. El dispositivo luego se reinfla automáticamente unos 10 minutos más tarde.

La cirugía para un recto prolapsado se puede realizar si otros tratamientos no han funcionado. El músculo del esfínter se puede reparar al mismo tiempo.

Un rectocele se puede corregir mediante cirugía, si conduce a síntomas significativos de incontinencia fecal.

Prolapso de hemorroides internas pueden evitar que el esfínter anal se cierre correctamente, lo que resulta en la incontinencia intestinal. La hemorroidectomía es un procedimiento quirúrgico para eliminarlos.

Una colostomía se puede utilizar como último recurso. Las heces se desvían a través de un agujero en el colon y a través de la pared del abdomen. Una bolsa especial se adjunta a la abertura para recogerlas.

Síntomas de Incontinencia Intestinal

Las pérdidas fecales accidentales normalmente solo afectan a los adultos cuando tienen diarrea severa.

La incontinencia fecal crónica puede implicar fugas accidentales frecuentes u ocasionales, la incapacidad de mantener el gas, la fuga silenciosa de heces durante las actividades diarias o el esfuerzo, o no llegar al baño a tiempo.

Dos tipos de incontinencia intestinal son:

  1. Intento de incontinencia intestinal, cuando la persona tiene un impulso repentino de usar el baño pero no puede llegar a tiempo
  2. suciedad pasiva, donde nada indica que va a ocurrir una evacuación intestinal

El tipo de heces pasadas durante la incontinencia intestinal puede variar:

  • la persona rompe el viento y pasa un pequeño trozo de heces
  • las heces pueden ser líquidas
  • las heces son sólidas
  • Los episodios pueden ocurrir a diario, semanalmente o mensualmente.
Haz Click Aquí para Leer:  Tratamientos y Remedios Caseros Para Oxiuros (Aprenda Como Eliminarlos)

Otros signos y síntomas pueden incluir:

  • dolor abdominal o calambres
  • hinchazón, flatulencia o ambos
  • estreñimiento o diarrea
  • el ano está irritado o pica
  • incontinencia urinaria

La incontinencia fecal puede ser un problema relativamente pequeño, que ocasionalmente ensucia la ropa interior, o puede ser devastador, con una falta total de control intestinal.

Causas de Incontinencia

Las personas son más propensas a tener incontinencia fecal intestinal si tienen:

  • daño al nervio, debido, por ejemplo, a esclerosis múltiple , diabetes a largo plazo u otras afecciones que afectan los nervios que controlan la defecación
  • La enfermedad de Alzheimer , porque implica demencia y daño a los nervios
  • discapacidad física, ya que esto puede hacer que sea más difícil llegar al baño o desvestirse a tiempo
  • Las mujeres son más propensas a experimentarlo, posiblemente como una complicación del parto.

¿Por que sucede?

Después de digerir los alimentos, el sistema digestivo mueve los desechos o las heces hacia el recto, el tubo que une los intestinos con el ano. El recto almacena los desechos hasta que el cuerpo esté listo para expulsarlos.

A medida que el recto se llena, las paredes rectales se expanden. Los receptores de estiramiento, o nervios, en las paredes rectales estimulan el deseo de defecar. Si la persona no defeca al sentir este impulso, las heces pueden regresar al colon, donde se absorbe más agua.

Cuando el recto está lleno, el aumento de presión fuerza a las paredes del canal anal a separarse, y las ondas peristálticas empujan las heces al canal.

A medida que las heces ingresan al canal anal, el recto se acorta. Los esfínteres interno y externo permiten que las heces pasen haciendo que los músculos levanten el ano sobre las heces que salen.

El esfínter interno funciona automática e inconscientemente, mientras que el esfínter externo responde cuando lo deseamos.

La incontinencia intestinal puede ocurrir por varias razones:

Los músculos del esfínter no funcionan como deberían. El parto puede hacer que los músculos del esfínter se estiren y desgarren, especialmente si se usan fórceps u otros dispositivos durante el parto, o si la madre tuvo una episiotomía. Una complicación de la cirugía intestinal o rectal y algunos otros tipos de lesiones también pueden causar daño a los músculos del esfínter.

La diarrea puede dificultar que el recto retenga las heces. La diarrea recurrente, debido, por ejemplo, a la enfermedad de Crohn , el síndrome del intestino irritable (SII) o la colitis ulcerosa, puede provocar cicatrices en el recto y la incontinencia intestinal.

El estreñimiento puede conducir a la incontinencia intestinal. Si las heces sólidas se ven afectadas, puede ser muy difícil salir. Los músculos del recto pueden estirarse y debilitarse, y las heces acuosas pueden filtrarse alrededor de las heces impactadas y filtrarse fuera del ano. Esto se llama desbordamiento del intestino.

Otras causas incluyen:

  • tumores en el recto, como en el cáncer de recto
  • prolapso rectal, cuando el recto desciende hacia el ano
  • rectocele, cuando el recto sobresale a través de la vagina
  • hemorroides, que pueden resultar en el cierre incompleto del esfínter anal
  • abuso crónico de laxante

Ciertos alimentos pueden causar diarrea y empeorar los síntomas de la incontinencia fecal en algunas personas. Los ejemplos incluyen alimentos picantes, grasos o grasientos, carnes curadas o ahumadas y productos lácteos para aquellos con intolerancia a la lactosa .

Haz Click Aquí para Leer:  ¿Cuáles son los Signos y Síntomas de la Enfermedad de Crohn?

Las bebidas que contienen cafeína o edulcorantes artificiales pueden actuar como laxantes.

Diagnóstico

Un médico le preguntará acerca de los síntomas, hábitos intestinales, dieta, historial médico, estilo de vida, etc. El individuo debe explicar de manera abierta, honesta y comprensiva, para encontrar el mejor tratamiento.

El médico puede examinar el ano del paciente y el área circundante en busca de daños, hemorroides, infecciones y otras afecciones. Pueden usar un alfiler o una sonda para examinar esta área de la piel y verificar si hay daños en los nervios.

Puede ser necesario un examen rectal digital (DRE), en el que el cirujano inserta un dedo enguantado estéril en el ano y hasta el recto.

Esto puede identificar:

  • estreñimiento
  • tumores
  • problemas musculares
  • un prolapso rectal

Pruebas adicionales pueden requerir la ayuda de un gastroenterólogo, un médico especializado en afecciones y enfermedades del sistema digestivo o un proctólogo, que se especializa en afecciones y enfermedades del recto y el ano.

La endoscopia consiste en insertar un endoscopio, un tubo flexible largo y delgado con una fuente de luz y una cámara de video en el extremo, a través del ano en el recto. Las imágenes en una pantalla pueden revelar cualquier obstrucción, daño o inflamación en el recto.

En la manometría anal, el médico inserta un tubo angosto y flexible en el recto del paciente a través del ano. Un globo en la punta se expande. Esto puede evaluar qué tan apretado está el esfínter anal, qué tan sensibles son los nervios y qué tan bien están funcionando los músculos.

Una ecografía anorrectal puede evaluar la estructura del esfínter. Se inserta un dispositivo estrecho tipo varita en el ano y el recto. Produce imágenes de video de estructuras internas emitiendo ondas de sonido que rebotan en las paredes del recto y el ano.

La defecografía, o protografía, implica tomar imágenes de rayos X con líquido de bario. Se le pedirá al paciente que pase un excremento mientras se toman los rayos X. Esto puede determinar la cantidad de materia fecal que puede contener el recto y qué tan bien evacuan las heces.

En la electromiografía anal, pequeños electrodos de aguja se insertan en el músculo alrededor del ano. Se envía una corriente eléctrica ligera a través de los electrodos y las señales aparecen como imágenes en una pantalla. Esto puede revelar cualquier daño a los nervios entre el recto y el cerebro, y puede mostrar dónde está el daño.

Prevención de la incontinencia Intestinal

Para prevenir la incontinencia intestinal o reducir la gravedad de los síntomas, se recomienda a las personas:

  • evite el estreñimiento, por ejemplo, haciendo más ejercicio, comiendo alimentos ricos en fibra y consumiendo muchos líquidos
  • buscar tratamiento para la diarrea, por ejemplo, al tratar una infección en el sistema digestivo
  • Evite forzar al defecar, ya que esto puede debilitar los músculos del esfínter anal.

Mientras espera encontrar un tratamiento exitoso, hay disponible una variedad de productos y almohadillas discretas para ayudar a las personas a lidiar con la incontinencia sin sentir vergüenza

Haz Click aquí para Conocer El Mejor Tratamiento Natural para El Intestino Irritable!

Todo Sobre la Incontinencia Intestinal ( Síntomas, Causas y Tratamiento)
5 (100%) 1 vote

error: Content is protected !!