¿Qué es el Mal de Chagas y Cómo se Transmite?


Es una de las enfermedades más comunes para países de centro y Sudamérica, se caracteriza por presentar inflamación e infección y su principal transmisor es un parásito.

Es una enfermedad que se puede transmitir a cualquier persona y de no ser tratada efectivamente puede ocasionar afecciones cardíacas, así como digestivas de mayor gravedad.

La intención al dar tratamiento debe enfocarse en la eliminación total del parásito en su fase aguda, así como el control de signos y síntomas durante las fases posteriores, lo mejor de todo es que esta enfermedad de Chagas es prevenible, conozcamos más sobre ella.

¿Qué es la Enfermedad de Chagas?

Mal de Chagas
Mal de Chagas

Dado que su transmisor es un parásito que tiene la forma como de un pequeño mosquito, se puede presentar en cualquier área del cuerpo humano donde éste deposite su excremento, provocando un proceso inflamatorio que avanza a infeccioso en poco tiempo.

Se le conoce también como tripanosomiasis americana, pero el parásito que la causa se llama Trypanosoma cruzi, el cual es hallado en insectos triatominos como: chinches, vinchucas, chipos, entre otros nombres con los que es conocido.

En términos generales la vamos a catalogar como una enfermedad de tipo infecciosa, que puede tanto quedar en estado crónico como en estado agudo.

¿Cómo se Contagia el Mal de Chagas?

El contagio de la enfermedad de Chagas se puede dar de cinco formas distintas:

Vectorial

Es de hecho la forma más común de contagio, y se da mediante las heces de un insecto que se le conoce de muchas distintas formas según el lugar donde te encuentres, por ejemplo, vinchuca, chinche, barbeiro, chincha guazu, chipo.

Cuando una persona es picada por este insecto que normalmente defeca al mismo tiempo, deja sus heces sobre la piel, el instinto de la persona es rascarse y disemina así las heces del insecto por toda el área, aunque también es posible que el excremento pase por las mucosas a la parte interior del cuerpo como los ojos, la boca, etcétera.

Vertical

Cuando es transmitida de una madre a su hijo, sólo en caso de una mujer embarazada, no obstante, se debe tener conocimiento que la enfermedad no afecta en ningún caso el embarazo o la lactancia materna.

Trasplantes y Transfusiones

Si una persona infectada dona sangre o un órgano puede transmitir de forma directa la enfermedad.

Es quizá una de las formas, aunque probable, con muy bajo índice de transmisión dado que en la actualidad hay mecanismos de control bastante detallados para evitar que la sangre donada o los órganos donados estén contaminados de tal manera.

Oral

Otra de las formas en las que también es posible adquirir la enfermedad de Chagas, es mediante las comidas, bebidas, que ya hayan sido tocadas por el parásito, esto es realmente poco frecuente, por lo que suele ser más común en los países donde existe el insecto.

Y al parecer las frutas preferidas para estos insectos depositar su excremento son: guayaba, caña, acai.

Laboratorios clínicos

Es una de las formas menos frecuentes pero que pueden suceder, cuando el profesional de salud, manipula las muestras que contienen el parásito, de forma accidental por inoculación sería posible contraerlo.

Síntomas del Mal de Chagas

Como antes hemos mencionado puede esta enfermedad quedarse en dos estadios el agudo y el crónico, por tanto, los síntomas que se presentan pueden ser leves y evolucionar a graves, pero puede incluso estar oculto hasta el momento de llegar a la etapa crónica.

Síntomas de la Fase Aguda

En esta fase la enfermedad puede durar desde semanas a meses, si los síntomas se presentan suelen ser leves y son:

En el sitio de la infección una hinchazón

  1. Fiebre
  2. Cansancio
  3. Erupción en la piel
  4. Dolor general
  5. Párpados hinchados
  6. Cefaleas
  7. Inapetencia
  8. Vómitos
  9. Diarrea
  10. Náuseas
  11. Inflamación de ganglios
  12. Hígado o bazo con agrandamiento en su tamaño

Síntomas de la Fase Crónica

¿Sabías que pueden pasar entre 10 y 20 años para que se presenten los síntomas de la enfermedad de Chagas después de haber sido infectado, claro siempre en fase crónica?

Pero puede que también nunca se manifiesten, es increíble no, no obstante, cuando se presentan los síntomas en esta etapa de la enfermedad suelen ser realmente graves:

  1. Arritmias cardiacas
  2. Insuficiencia cardiaca congestiva
  3. Paro cardiaco
  4. Agrandamiento del esófago lo que dificulta el reflejo de pasar alimento
  5. Agrandamiento del colon, lo que provoca estreñimiento

Tratamiento del Mal de Chagas

Durante la fase aguda de la enfermedad es posible tratarla de manera efectiva, lo que lamentablemente no es igual en la fase crónica, de ahí la importancia de hacer un diagnóstico oportuno.

Se utilizan dos medicamentos para el tratamiento de la enfermedad de Chagas, uno de ellos es el Benznidazol y el otro es el Nifurtimox, es de vital importancia que el tratamiento se haga bajo vigilancia médica pues puede tener efectos adversos.

El tratamiento es vía oral y tiene una duración de entre dos y tres meses.

En niños y jóvenes el tratamiento suele ser muy efectivo y lo mejor que tiene mucho menos efectos secundarios, y lo más importante la curación total está garantizada.

Para el adulto no se tiene la misma suerte, ya que no se puede garantizar su eficacia al menos no en un 100%, pero si se puede asegurar que no habrá una progresión en los síntomas de ésta, ni habrá complicaciones de tipo cardiaco.

Como sucede con todos los tratamientos no es posible ministrarlos cuando se está embarazada, por eso es importante evitar un embarazo si sabe de la enfermedad en su cuerpo.

¿Cómo prevenir el Mal de Chagas?

Hasta el día de hoy no hay una vacuna que pueda ayudar a prevenir esta enfermedad, pero es importante estar bien informados sobre las acciones que podemos realizar para prevenir que estos insectos nos transmitan dicho problema de salud.

  • Hacer mantenimiento de nuestros hogares rociando insecticidas cada determinado tiempo
  • Mejorar las viviendas evitando que los insectos se establezcan en ella
  • Uso de mosquiteros
  • Higiene en todo el manejo de los alimentos
  • Realizar una prueba de laboratorio periódicamente sobre todo cuando se vive en sitios donde se sabe hay este insecto
  • Realizar estudios de laboratorio a bebés que han nacido de madres infectadas con la enfermedad a fin de proporcionar tratamiento rápido y oportuno para su completa curación

Hoy en día se ha diseminado hacia otros continentes, lo que se debe a la movilización de las personas de américa latina hacia esos continentes como el asiático o el europeo.

5.0
01

Artículos Relacionados